Demasiado frío y poca comida

Tras el paso del temporal de nieve por la península ha llegado una ola de frío que está congelando toda la nieve caída.

Esto ha transformado la nieve en hielo y muchas aves no son capaces de encontrar el alimento que se encuentra en muchas ocasiones debajo de esta capa de hielo. Aunque las aves son capaces de soportar muy bajas temperaturas gracias al aislamiento que les garantiza su plumaje, necesitan ingerir una mayor cantidad de alimento al aumentar el frío para poder mantenerse con vida.

Por eso, si hay alguna ocasión en que sea conveniente colocar un comedero en la terraza o en el jardín de casa, este es el momento.

Hay muchos tipos de comederos que se pueden realizar de forma sencilla y que puedes encontrar a través de internet y que suponen muy poco esfuerzo llevarlos a cabo.

Para llenarlos de alimento, hay que desaconsejar alimentos elaborados, optando siempre por semillas, como por ejemplo de girasol crudas, cacahuetes crudos, semillas comerciales para mascotas, fruta, etc.

Además de hacerles un gran favor, podremos disfrutar de su observación desde nuestra casa.

Más información en: