Sin biodiversidad, el camino a las pandemias está abierto

No hay duda de que estamos ante una crisis sanitaria que muy pocos de nosotros hubiéramos podido imaginar que viviríamos salvo en alguna de nuestras peores pesadillas.

Hoy se han empezado a suministrar las primeras vacunas en nuestro país y con ello una importante esperanza se abre de cara a poder dentro de poco dejar atrás esta tragedia real que estamos viviendo. Muchas cosas se han aprendido del sars cov 2 en estos doce meses que han pasado desde que las primeras noticias llegaran comunicando que un virus estaba causando algunas muertes en China. Descubierto el origen, su forma de transmitirse etc. muchas son las voces desde el mundo científico que se han levantado para alertarnos de que esta pandemia es el resultado de nuestra forma de vida, de la destrucción de la naturaleza que estamos realizando y de la pérdida de biodiversidad a la que asistimos, eso que se ha dado en llamar la sexta extinción.

La biodiversidad es un escudo contra las zoonosis gracias a los estudiados efectos como la dilución de la carga vírica que ya se conocen gracias a estudios y modelos de simulación epidemiológica. En las especies que conviven habitualmente con los virus, como podría ser el caso actual con los murciélagos, la carga vírica de los ejemplares es pequeña, aunque en momentos de estrés como capturas humanas o venta en mercados, la depresión del sistema inmune hace que la carga vírica aumente, pudiendo poner en riesgo a las poblaciones humanas con las que entra en contacto directo por comercio o tráfico ilegal.

La pérdida de biodiversidad es una desgracia en todos los sentidos. Pero incluso desde el punto de vista más egoísta, pensando sólo en el ser humano, es una forma de comprometer nuestro futuro por muchas causas ya conocidas.

Si añadimos a todo esto el cambio climático al que estamos enfrentándonos, que también tiene muchos efectos en la transmisión de ciertas enfermedades, deberíamos plantearnos cuál es la normalidad a la que deseamos volver en este 2021 que va a comenzar en breve. Y es un trabajo de todos, de todos los seres humanos que habitamos en este planeta, una casa que compartimos con otros seres y sin los cuales no podremos sobrevivir.