A la búsqueda de nuevas zonas para el lince

Bajo el nombre de Proyecto VíaLynx, un grupo de investigadores del grupo SAIGAS de la Facultad de Veterinaria de la Universidad CEU Cardenal Herrera ha puesto en marcha un estudio para valorar cuáles serían las mejores zonas para la reintroducción de ejemplares de lince ibérico.

El proyecto, que cuenta con el visto bueno de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), se centrará en ocho zonas de las provincias de Castellón, Valencia, Cuenca y Albacete a priori seleccionadas como las más favorables.

Dentro del Proyecto Life Lynxconnect “Creando una metapoblación de lince ibérico genética y demográficamente funcional” aprobado en septiembre del presente año, se establecía como uno de los objetivos alcanzar una población autosostenible y que sea genéticamente viable de lince ibérico, consolidando las poblaciones que existen además de crear otras dos: una en Murcia y otra en Sierra Harana, en Granada.

Esta iniciativa en zonas aledañas a Murcia es interesante porque, entre otras cosas, son posibles zonas de expansión de los futuros linces liberados o de aquellos en dispersión.

Los datos que se recopilarán harán referencia al número de hectáreas protegidas disponibles, que deben ser al menos de 10000 para considerarse como zona óptima de suelta, las estructuras viales peligrosas, así como el estado epidemiológico de las poblaciones de otros carnívoros presentes en las zonas de estudio.

El estudio se centrará también en evaluar uno de los elementos fundamentales para la presencia de la especie: La densidad de conejo.